¿Cómo regresar a tu esencia?

Hablar de conciencia en medio de la inconsciencia es tal vez la osadía más grande 

La lógica de producción y consumo no necesita para nada personas conscientes. Para sus fines requiere personas que corran tras retos que no llevan a ninguna parte, tales como belleza, poder, competencia, talla perfecta, marca indicada, estrato, cargos, amistades, moda. Es decir, seres que olviden su auténtica esencia y se sometan a un ego que, en su agrandamiento, lo único que logra, además de alejarse de la realidad y del piso, es perder lo mas importante que tiene cualquier ser humano: Esencia.

Y, ¿qué es la Esencia? Te preguntarás.

Para contestar esa pregunta debemos remontarnos a esa maravillosa etapa de la niñez donde el amor incondicional, los sueños, la imaginación ilimitada, la inocencia, el perdón, la diversión, creatividad,  son parte del diario vivir.

Si quieres saber cuál es tu esencia solo cierra tus ojos, observa tu historia y reconéctate con ese pequeño que fuiste.

Entra en tu ser y observa ese niño o a esa niña… como sentía, veía y soñaba el mundo, antes que se involucraran sentimientos nocivos como miedo, rencor, defensa, victimización, preocupación, etc.  Te invito a retornar a ese inicio de tu vida, donde era claro lo que era importante y realmente vital, ese momento donde era fácil recordar el sentido de la vida y ser feliz, simplemente disfrutabas el hecho de estar vivo amando todo lo que te rodeaba y la vida misma.

Retornar a la esencia es el reto de la consciencia, encontrar que todo eso que tiene de más, aquello que no corresponde a su esencia, es superfluo. Todo aquello de lo que cubriste tu esencia es parte del sistema consumista y del ego, no eres tú en tu máxima expresión, al contrario, es tu mínina expresión.

Por esto es tan importante en este camino de recuperar la esencia, permanecer en conciencia sobre lo que eres y no lo que no eres. Minuto a minuto ser consciente de lo real y lo añadido que existe en tu vida y empezar a disfrutar lo realmente vital como la amistad, el amor puro e incondicional, la lúdica, la imaginación. Es decir, disfrutar el momento presente con tus 5 esplendidos sentidos que te relacionan con el mundo y que te recuerdan que la vida es bella y que vale la pena vivirla.  Esa conexión plena con el presente es el primer paso para recordar lo maravilloso que eres: tu esencia, tu yo real.

Atreverse a quitar lo que le te ha impuesto la sociedad y que sigues a pie juntillas para no ser un perdedor, es posible gracias a la conciencia. La ganancia es retornar a ti y solo ser tu real versión, la original. Vivir la vida desde la esencia real y pura de Quién Eres es lo mismo que vivir una vida inspirada, instalada en tu espíritu (in spirit), en Plenitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *