Los mitos más comunes sobre la meditación

Aunque en los últimos tiempos ha aumentado el interés del hombre por incluir dentro de su estilo de vida la meditación, siguen siendo muchas las personas que no se percatan de sus maravillosos beneficios y prefieren mantenerse alejadas de esto.

¿Cuál es la razón? Los diversos imaginarios que giran a su alrededor. Si aún piensas que esta práctica no es para todas las personas y que definitivamente es más compleja de lo que parece, haz una pausa y lee lo que viene a continuación:

La religión y la meditación se encuentran ligadas

meditar

Debes tener muy claro que la religión y la meditación son dos caminos completamente diferentes. Esta última te ayuda a alcanzar beneficios físicos y mentales sin necesidad de unirte a determinada religión. De hecho, son muchas las personas de diferentes creencias y religiones que la practican sin que esto represente una contradicción con su forma de vida.

Se medita para huir de la realidad

meditar-para-huir-de-la-realidad

Esto tampoco es cierto. Las personas acuden a la práctica de la meditación precisamente para aprender a enfrentar sus problemas con claridad, optimismo y seguridad. No se medita para escapar de nuestras responsabilidades: se medita es para adquirir fuerza interior y tomar mejores decisiones.

Para meditar hay que saber concentrarse

meditar-para-concentrarse

Todo lo contrario: la concentración es producto de una buena meditación. Para ser más precisos, esta práctica es un estado de relajación total de la mente y, cuando se llega a ese punto, logras concentrarte mucho mejor.

Meditar es dejar la mente en blanco

meditar-con-alegria

Creer que hay que bloquear la mente para practicar una buena meditación, es lo que más causa frustración y aleja a las personas. Esto se trata de aprender a ser consciente de los pensamientos para poder entender que no son la realidad externa. Es aquí donde decides cuánta atención les vas a prestar y si pesan más que tu estado de paz y silencio absoluto.

Meditamos únicamente para calmarnos

meditar-atardecer

Es un pensamiento común y hay quienes creen que solo meditan las personas irascibles y conflictivas. La meditación brinda beneficios mentales, espirituales y físicos como perder peso, aumentar la energía positiva y la autoestima, te ayuda a dejar tus más grandes miedos y te enseña a ser agradecido y compasivo con los demás.

Para meditar hay que escoger un lugar y un momento especial

meditacion-nuevo-ser

Esto es absolutamente falso. Ten presente que la meditación es un estilo de vida que te enseña a convivir de una forma consciente con todo lo que te rodea. Así, dependiendo de cómo se desarrolla tu día a día, puedes elegir cuál te beneficia más. Hay algunas que te permitirán sumergirte a solas en una habitación, como también hay otras que podrás practicar mientras trabajas, manejas o conversas con alguien.

Tal vez también te interese leer Sincrodestino: la forma en la que el universo te habla.

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Dagoberto Duran dice:

    Desria hacer una buena meditacion

    1. admin dice:

      Dagoberto, te invitamos el día que quieras a una de nuestras sedes para enseñarte. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *